Ciudad de México, 8 de febrero de 2017. 

Las autoridades del ejido Tila, en la Zona Norte de Chiapas, denunciaron que el reciente intento de secuestro del comisariado ejidal por parte de grupos partidistas ligados al Ayuntamiento es un intento de provocar conflictos contra la comunidad, que se declaró autónoma en diciembre de 2015. 

Las y los ejidatarios señalaron que el conflicto comenzó cuando el 25 de enero rechazaron el ingreso de maquinaria para realizar obras de gobierno, lo que está prohibido por la asamblea general. Un ingeniero que trabaja para el gobierno fue detenido por las autoridades ejidales, advertido de que incurría en una conducta condenada por el ejido y dejado libre tras firmar un acuerdo con la asamblea.

En un comunicado, las autoridades ejidales explicaron que el 5 de febrero un grupo intentó secuestrar al comisariado ejidal. Al no lograr su cometido, el “lunes 06 de febrero este ingeniero y su grupo organizaron una manifestación en Yajalón denunciando el supuesto secuestro, golpes y agresiones físicas y psicológicas por parte de las autoridades ejidales”, acusando falsamente a las autoridades del ejido y pidiendo la intervención del gobierno.

Participantes de la marcha habrían intentado linchar a un ejidatario, que debió ser resguardado por la policía municipal de Yajalón para proteger su vida.

El ejido Tila reiteró que están prohibidas las obras gubernamentales en su territorio; responsabilizó a los operadores políticos locales de intentar provocar enfrentamientos; reiteró que son falsas las acusaciones de maltrato contra el ingeniero del gobierno y exigió que las distintas autoridades le dejen construir en paz su autonomía.

*Consultar comunicado íntegro aquí.

Nota del Centro de Derecho Humanos Miguel Agustín Pro Juárez