Riesgo de una implementación apresurada del Sistema Penal Acusatorio: Un análisis por índice de población elaborado por el IMDHD

Todos somos usuarios potenciales del sistema penal ya sea como víctimas, testigos o acusados; en este momento, en México, residir en una entidad federativa, en un municipio o en una capital puede ser la diferencia entre enfrentar un sistema penal oscuro, ineficiente y de corte autoritario o uno trasparente, público y con contrapesos institucionales que buscan revertir la inercia inquisitoria en la justicia penal.

Desde Junio de 2014, a dos años de que se venza el plazo establecido en junio de 2008 para que el sistema de justicia penal acusatorio opere en la totalidad del territorio nacional, el IMDHD realiza un monitoreo constante del proceso de implementación del nuevo SJPA en todo el país, centrando la atención en los 16 estados más atrasados en este proceso.

El sentido del plazo establecido en la Reforma de 2008 fue precisamente de 8 años porque se sabía que la Reforma no era un simple cambio de reglas y que el reto implicaba un freno a una inercia institucional autoritaria y una transformación institucional profunda; a pesar de esto, 16 estados, al ir postergando continuamente la implementación, terminaron por implementar primero (y faltando solo dos años) lo más sencillo o lo más “atractivo” (en municipios con menor cantidad de usuarios potenciales o cubriendo únicamente delitos que permiten resolución alternativa de conflictos) abriendo la posibilidad de que en nuevo sistema no implique el abandono de los viejos vicios sino que únicamente aparezcan en lugares diferentes.

Para más información, ANALISIS DE LA REFORMA PENAL POR POBLACION (1) Copy o en los sitios web:
www.imdhd.org
www.reformapenalmexico.org

Jesús González Alcántara
Coordinador de Comunicación e Incidencia
IMDHD
52717226
5524998277