Por: Julio Morales Quiñones.

COSYDDHAC

“Desde 2001, cada año se conmemora el día internacional del libro y se nombra “la capital mundial de la lectura”. En 2001 fue Madrid; Alejandría en 2002; Nueva Delhi en 2003; Amberes en 2004; Montreal en 2005; Turín en 2006; Bogotá en 2007; Ámsterdam en 2008; Beirut en 2009; Liublania en 2010; Buenos Aires en 2011; Ereván en 2012; Bangkok en 2013; Port Harcourt en 2014; Hincheon en 2015 y Wroclaw será en el 2016. Nada más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda, dijo Martin Luther King. Otros: Leer, tal vez no te haga más inteligente pero te hará menos ignorante. Quien no razona es fanático; quien no puede hacerlo es tonto y quien no se atreve es esclavo. La lectura es amenaza a tu ignorancia; un Pueblo ignorante elegirá gobiernos ignorantes siempre. La consulta nacional del 23 de abril de 2014 sobre hábitos, prácticas y consumo culturales nos dijo que en México la familia invirtió anualmente en la compra de libros, $276. 0.19% del gasto total. $72 por persona. 41% de la población fue alguna vez a una librería y 27% leyó al menos un libro el último año. INEGI destacó que el promedio anual de libros leídos por persona, es de 2.94%”.

La lectura nos dará autonomía. Estas elecciones, el episcopado mexicano exhorta enérgicamente a la feligresía a votar. No es difícil entender por qué la extraña colaboración con el status quo, pero “si el río suena, agua lleva”. Porque hay un alto riesgo que derivado del hartazgo espontáneo, producto de la farsa democrática, pueda lograr que el ciudadano no vote o anule. Porque los partidos políticos son franquicia del crimen; la división de poderes es letra muerta, las conquistas sindicales son herramientas de jefes para repartirse el botín; es falsa la compasión hacia el comercio ambulante; se entronizó la impunidad. En resumidas cuentas el voto legitimará al perverso sistema; así, el sistema busca reclamar su título de propiedad y pide a la Jerarquía eclesial: “Diles que voten; a mí no me obedecen. Diles que no votar es pecado, amenázalos con infierno y excomunión”; y el sector acepta.

Así, a pesar del estado laico que algunos defienden, las congregaciones religiosas tienen un papel más activo en campañas y proceso electoral próximos, para influir en el voto de los ciudadanos. La participación de diferentes denominaciones religiosas en el proceso electoral se realiza de forma indirecta en algunos casos; en otros, los grupos se han instituido como fuerza política y buscan convertirse en servidores públicos para tener un lugar en la toma de decisiones. Tal parece que han decidido que la vida terrenal y la celestial no deben permanecer separadas. Piensan que a pesar de los avances, la Constitución acota mucho los derechos de la Iglesia. No pueden emitir lo que es un derecho de toda persona, opinar abiertamente a favor o en contra de un candidato. La Arquidiócesis y la Conferencia del Episcopado mexicano se han unido y desde el púlpito usan su influencia para que el Ciudadano ejerza su derecho a votar. Otros como el PES, Partido Encuentro Social, tomaron el camino más directo a la participación política. Fue el primero que logró su registro y públicamente admite su origen en la estructura de la Iglesia Cristiana Evangélica. Pero en todas, fanáticos sobran.

Martes 21; 11:48 llegamos al cereso de Parral. Entré normal hasta el estacionamiento. En Juzgados nos enteraron del posible fracaso -dado el erróneo planteamiento del MP- en la apelación de un caso en cuestión. De ahí pasamos a saludar a amigos y conocidos que como parte del sistema con claras y graves deficiencias, se sienten incómodos; pero solo les queda esperar su jubilación. Cerca de las 13 horas abordamos el vehículo claramente identificado y nos encaminamos a la salida. Una pick-up roja parqueada a la izquierda sobre el puentecito de barandales amarillos y 2 actores de pie enfrente a la misma altura; uno sobre la banqueta y otro a la orilla sobre la vía, limitaban el paso. Sin prisas ni necesidad de usar el claxon preventivo, pasé, porque el individuo en la vía, observaba mi avance y brincó a la banqueta como si lo embistiera. Acostumbrado a los actos de ultras descerebrados, que solo revelan su persecución, mientras avanzaba observé por el retrovisor izquierdo, que la pick-up se movió del sitio en cuanto pasé, y por el derecho, que los 2 actores se dirigieron a la fiscalía.