Ciudad de México, 16 de abril de 2015. Con un aumento en el número y el rango de edad de los feminicidios en Morelos a seis meses de que se emitieron recomendaciones oficiales al gobierno estatal para abatirlos, es urgente que se declare la Alerta de Género en la entidad, señalaron ayer organizaciones civiles y sindicales. “Ya es la sociedad entera la que lo reclama”, señaló Juliana G. Quintanilla, de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos.

Las organizaciones informaron que el 18 de marzo se cumplieron los seis meses para el cumplimiento de las 15 recomendaciones emitidas por el Grupo de Trabajo, creado a partir de la solicitud de Alerta de Violencia de Género para el estado de Morelos. “Al gobierno se le terminó el tiempo para presentar su informe sobre estas medidas, sin que hasta el momento se haya mostrado en la práctica avance alguno”, indicaron en boletín de prensa.

La Comisión Independiente y otras organizaciones presentaron un “Informe Sombra”, en el que señalan que lejos de tomar medidas eficaces para detener la violencia feminicida, ésta se expande.

 “Si del 2000 a junio del 2013 documentamos 530 feminicidios, al concluir el mes de febrero de 2015 el total se ha elevado a 633 en 15 años de feminicidio impune. De julio de 2013 a febrero de 2015 se han sumado 103 feminicidios. Lejos de ser un problema heredado del pasado, como argumenta el gobierno de Graco Ramírez, es una situación actual que lacera cruelmente los derechos de las mujeres”, valoraron las organizaciones. Lamentaron que el gobierno estatal ridiculice y minimice la dimensión de los homicidios contra mujeres.

Para Fernando Ríos, de la Red Todos los Derechos Para Todos (RedTDT), en los feminicidios son responsables tanto el perpetrador directo como el Estado, que hace posible la impunidad. “La Alerta de Violencia de Género es la manera de detener esta política criminal”, insistió.

Lilia Flores Macedo, de Pacto por la Soberanía Alimentaria y Energética, argumentó que los feminicidios perturban la paz social en la entidad, por lo que se debe declarar la alerta.

Las organizaciones denunciaron que pese a ser peticionarias, el gobierno estatal no les ha entregado el informe sobre las acciones implementadas y sus resultados. Señalaron que el siguiente paso es que el Grupo de Trabajo valore la información oficial y de las organizaciones y decida si se implementa la mencionada Alerta de Género, “lo que sería visto con muy bueno ojos por la sociedad”, insistieron.