“Busco la palabra” decía María Wieslawa Ana Sziymborska
Nosotras, buscamos a nuestros desaparecidos,
y también buscamos la palabra que los nombre y que los traiga.

Blanca Martínez

La tarde de hoy, jueves 24 de octubre del 2019 hora de Polonia, el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, recibió el Premio Polaco de Sergio Vieira de Mello (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, 2002-2003). La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT) se congratula por este merecido premio a una organización parte de esta Red que es pionera en el trabajo con personas víctimas de desaparición.

El Premio Sergio Vieira de Mello se estableció por iniciativa de la Asociación Villa Decius en 2003, una instancia integrada por autoridades y fundaciones de Polonia en honor al diplomático Sergio Vieira de Mello, quien fue Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. En 2003 por una solicitud del Secretario general de la ONU solicitó una licencia temporal a su cargo para acudir a Bagdad a una misión especial. El 19 de agosto de ese año él y otros 22 colegas suyos murieron en un atentado contra las instalaciones de las Naciones Unidas. El premio es un homenaje póstumo al trabajo de este defensor de derechos humanos.

El premio se otorga a personas y organizaciones no gubernamentales por sus actividades en favor de la coexistencia pacífica y la cooperación entre sociedades, religiones y culturas, según la convocatoria al premio auspiciado por la Asociación Villa Decius. El objetivo central del premio es un reconocimiento a las personas que conforman el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, así como a la justa lucha de las personas familiares de víctimas de desaparición que no cejan en su lucha por la presentación con vida de sus familiares y con ello realizan una lucha fundamental para la vigencia de los DH en nuestro país

Para la Red TDT es un honor que el trabajo de sus organizaciones parte continúe recibiendo reconocimiento a nivel nacional e internacional. Resuenan en nuestro corazón las palabras de Blanca Martinez, directora del CDH Fray Juan de Larios.

“Buscamos a más de 45 mil personas desaparecidas en nuestro país, más de ocho mil son menores de edad, miles de migrantes han desaparecido en territorio mexicano cuyas familias están en perores condiciones para acceder a la búsqueda y a la justicia.

Y si la vida es búsqueda de vida, ésta debe ser sin violencia. No obstante, la búsqueda del desaparecido y desaparecida –por causas inherentes a un sistema que crea y se sirve de la violencia– ha sido el drama que ha acompañado al Centro; búsqueda pionera de justicia y contra la  impunidad, desde que el crimen es gobierno.

Los derechos de la humanidad a la paz, a la justicia, al aire, al agua, al trabajo, a la tierra que es de todos, son los derechos humanos que hoy nos deben impulsar.

Hoy, a los organismos civiles y a los pueblos del mundo, nos une la enorme tarea y necesidad de construir otro rumbo urgente para nuestros pueblos y para el planeta: desde cada rincón del mundo; desde cada esfuerzo, desde cada propuesta, desde cada construcción.”

Este premio sin duda otorga un nuevo aliento a la incansable lucha del CDH Fray Juan de Larios que hizo un llamado a reforzar sus luchas y reivindicaciones. En Palabras de la misma Blanca Martínez:

“Desde este importante acto y desde este lugar del planeta, que se active e implemente la presión internacional hacia el nuevo gobierno mexicano para que acepte y dé los pasos necesarios hacia un Mecanismo Internacional contra la Impunidad en México y a un Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense”.

Sirve también este premio como un reconocimiento para la labor de defensa de derechos humanos en nuestro país y para el denodado esfuerzo de las personas víctimas por rescatar la dignidad humana, de la grave crisis de derechos humanos e impunidad que vive nuestro país.