Detención indefinida de personas solicitantes de asilo en la estación migratoria de Tapachula y traslado arbitrario a otros centros de detención

AUabierta

  • Personas originarias de Honduras y El Salvador, se encuentran recluidas desde hace meses en el centro de detención para migrantes Estación Migratoria Siglo XXI (EM SXXI) ubicado en Tapachula, a la espera de que se resuelvan administrativa y jurídicamente sus casos de asilo.
  • Trece personas de este grupo de solicitantes de asilo fueron trasladadas a otras estaciones migratorias de Chiapas aplicando el uso de la fuerza.

Las organizaciones integrantes de la Mesa Transfronteriza Migraciones y Género, manifiestan su profunda preocupación por el encierro indefinido en que se encuentran las personas solicitantes de asilo procedentes de Honduras y El Salvador en el centro de detención de migrantes de Tapachula (Estación Migratoria Siglo XXI). El INM da muestra nuevamente de sus prácticas violatorias de derechos humanos en estos centros, agravado en este caso porque ha recurrido al uso de la violencia para someter a trece de estas personas y trasladarlas el pasado 16 de enero a otros centros de detención ubicados en Palenque y Comitán, sin previa notificación a ellas ni a sus representantes legales.

Estas personas han declarado un profundo temor a regresar a sus países por situaciones de violencia social y política, y han solicitado por esa razón ser reconocidas como refugiadas por parte del Estado mexicano. Sus solicitudes, sin embargo, en la mayoría de los casos han sido negadas sin un debido proceso y al haber recurrido la decisión en la vía administrativa y/o en la judicial han sido privadas indefinidamente de la libertad, tal como permite el artículo 111 de la Ley de Migración de México.

ANTECEDENTES

Un grupo de personas, mujeres y hombres procedentes de Honduras y El Salvador se vieron obligadas a exiliarse de sus países de origen, fruto de la situación de violencia social y política generalizada y de la desprotección. Al llegar a territorio mexicano fueron detenidas por diversos cuerpos de seguridad y trasladadas al centro de detención de Tapachula. Todas ellas se acogieron a su derecho a solicitar asilo, para ser reconocidas como refugiadas y obtener protección en México, de acuerdo al Derecho Internacional y a la legislación nacional de refugio. Sus solicitudes, en muchos casos denegadas en primera instancia, se encuentran en diversas fases de resolución, y en sus procedimientos administrativos y legales están siendo asistidas por el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova.

Estas personas sufren como todas las demás detenidas en este centro, las malas condiciones de vida e higiene al interior y a la falta de una asistencia consular protectora y de un debido proceso, así como el hacinamiento que está provocando el reforzamiento de la frontera sur mexicana, a causa del blindaje y militarización generadas con el denominado Plan de la Frontera Sur.

Al haberse organizado en el interior del centro para fortalecerse como grupo y sobrevivir a estas condiciones, trece de estas personas , en la madrugada del día 16 de enero de 2015 y tras meses de detención en el centro de Tapachula, fueron sacadas de sus camas y celdas de manera violenta por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración y agentes de seguridad privada, algunas fueron esposadas y golpeadas. Sin entregarles sus pertenencias, sin ofrecerles información clara y haciendo uso de la fuerza, nueve de ellas fueron trasladadas al centro de detención de Comitán, y cuatro al de Palenque, distantes respectivamente 7 y 14 horas de Tapachula. De este modo, actualmente estas personas se encuentran en centros de detención con peores condiciones que el de Tapachula, hacinadas y con pésima alimentación y atención médica.

Según testimonios de las propias personas afectadas, en conversaciones informales con agentes del INM se les dijo que el traslado se realizó con la intención de que, alejadas de sus asistentes legales, las solicitudes de asilo fueran definitivamente denegadas y por lo tanto se ejecutaran las correspondientes órdenes de deportación, devolviéndoles así al riesgo y a la desprotección en sus países de origen. Se impide así que el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, quien tiene su representación legal, pueda seguir asesorándolas y representándolas en su proceso de asilo.

Las nueve personas trasladadas a Comitán manifiestan que las condiciones de estancia y de trato son deplorables. Se encuentran privadas de su libertad y bajo condiciones de extrema insalubridad, sufriendo intenso frío sin cama ni cobijas adecuadas, sin apenas agua potable y recibiendo una alimentación deficiente e insuficiente. La atención médica es prácticamente inexistente, y la atención psicológica nula, y carecen además de información sobre su situación y de defensa legal. Las personas detenidas manifiestan también ser objeto de maltrato verbal, de trato discriminatorio, ofensivo y vejatorio.

En definitiva y como consecuencia de las condiciones de la detención migratoria y del violento traslado de estas personas, seres humanos que de acuerdo a la legalidad vigente y a los más elementales principios de dignidad y humanidad deberían haber recibido protección por parte del estado una vez llegados a territorio mexicano, se encuentran carentes de las más mínimas garantías jurídicas y procesales, sufriendo privación de su libertad y viviendo en condiciones infrahumanas.

LLAMAMIENTO

Ante estos hechos, solicitamos a que insten a las autoridades:

• Al INM, que ponga fin de inmediato a la detención de todas estas personas y sean puestos en libertad, con un oficio de salida que permita de manera rápida y efectiva su regularización en el país.
• A la COMAR, que se reconozca finalmente la condición de refugiadas de estas personas, de acuerdo a los compromisos adoptados por el Estado mexicano en las Declaraciones de Cartagena y Brasilia, y que se les apliquen las correspondientes medidas de protección en correspondencia con el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.
• Al Estado mexicano, que:

 1. Rectifique sus políticas de gestión migratoria basadas en un enfoque de seguridad y cese en sus prácticas violatorias de los derechos humanos de las personas migrantes y solicitantes de asilo, mediante una práctica sistemática de criminalización, detención y deportación.
2. Establezca alternativas efectivas a la detención de las personas migrantes y solicitantes de asilo que se encuentran en situación irregular en territorio nacional, eliminando la existencia de los centros de detención existentes en todo el país.

Asimismo, hacemos un llamamiento a los organismos internacionales y organismos públicos de derechos humanos del país, a las autoridades judiciales y encargadas de la investigación de los delitos, que intervengan para verificar la situación de estas personas, si se cometieron irregularidades en los traslados y permitir que se respeten sus derechos más básicos, incluido el derecho al asilo y a una representación legal durante el proceso de asilo.

Enviamos esta comunicación urgente a las siguientes autoridades:

Lic. Miguel Ángel Osorio Chong
Secretario de Gobernación
Correo electrónico: [email protected]

Lic. Lía Limón
Subsecretaría de Derechos Humanos
Secretaría de Gobernación
Correo: [email protected]

Sr. Luis Raúl González Pérez
Presidente Comisión Nacional de Derechos Humanos
Correo electrónico: [email protected]

Lic. Ardelio Vargas Fosado
Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM)
Correo: [email protected]

Lic. Sandra Gabriela Velasco Ludlow
Coordinadora General
Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR)
Correo: [email protected]

Lic. Jordán de Jesús Alegría
Delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en Chiapas
Correo: [email protected]

Lic. Jesús Murillo Karam
Procurador General de la República
Correo: [email protected]

Dr. Luis María Aguilar Morales
Presidente de la Suprema Corte de Justicia Nacional (SCJN)
Correo: [email protected]

Sr. Hamid Boukhary
Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)
Correo: [email protected]

Por favor, envíen copia de sus llamamientos a: [email protected]

Detención indefinida de personas solicitantes de asilo en la estación migratoria de Tapachula y traslado arbitrario a otros centros de detención

Señores y señora

Estoy al tanto de las condiciones de la detención migratoria y del violento traslado de las personas migrantes en Tapachula, Chiapas, ante ésto pido: que el INM, que ponga fin de inmediato a la detención de todas estas personas y sean puestos en libertad, con un oficio de salida que permita de manera rápida y efectiva su regularización en el país; que la COMAR reconozca la condición de refugiadas de estas personas, de acuerdo a los compromisos adoptados por el Estado mexicano en las Declaraciones de Cartagena y Brasilia, y que se les apliquen las correspondientes medidas de protección en correspondencia con el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y que el Estado rectifique sus políticas de gestión migratoria basadas en un enfoque de seguridad y cese en sus prácticas violatorias de los derechos humanos de las personas migrantes y solicitantes de asilo, mediante una práctica sistemática de criminalización, detención y deportación.

**your signature**

89 signatures

Comparte esta petición con tus amigos:

   


Firmas recientes
89 COMISIÓN INDEPENDIENTE DE DERECHOS HUMANOS DE MORELOS A. Abr 24, 2015
88 Robina S. Mar 29, 2015
87 Alma Rosa R. Mar 29, 2015
86 Concepción H. Mar 29, 2015
85 Elena V. Mar 28, 2015
84 TxiapasEkin P. Mar 24, 2015
83 margarita A. Mar 22, 2015
82 Abraham A. Mar 22, 2015
81 Aurora M. Mar 20, 2015
80 Edith Mariela C. Mar 16, 2015