Accion urgente 4 de Octubre de 2018

ACCIÓN URGENTE ANTE DESPIDOS MASIVOS EN RINTEX

Al Gobierno del Estado de Morelos

A la Empresa Rintex

A la Sociedad Civil en General

   

“El día de martes 2 de octubre 2018 la empresa Rintex despidió a más de 50 trabajadores en su mayoría mujeres vulnerando sus derechos laborales, su derecho al debido, como consecuencia ha dejado a más 50 familias en en estado de vulnerabilidad”

Firma en línea esta Acción Urgente

ACCIÓN URGENTE ANTE DESPIDOS MASIVOS EN RINTEX

  

Autoridades aludidas

he recibido in ... por parte de cat que forma parte de la RED tdt de la situ

lo cual se explica detalladamnete en la acci{on que se consigna al final de este correo por lo cual me sumo a las exigencias inclidas en la misma que son :

1
2
3

Gracias por su atención:

* * * * *

**your signature**

0 signatures

Comparte esta petición con tus amigos:

   

Hace cuatro años las y los trabajadores empezaron a organizarse, conformando una coalición independiente de trabajadoras y trabajadores dentro de la empresa. Desde el momento de conformar la coalición, la clase trabajadora de Rintex, fueron viviendo dentro de la empresa un clima de hostigamiento, acoso sexual, señalamiento, desprestigio y despidos.

 El día 21 de mayo de 2018 se dieron los 6 primeros despidos una semana después el día 29 de mayo se despidió a más de 53 trabajadoras/es.

Las trabajadoras/es en ese tiempo instalaron un campamento frente a las instalaciones de la empresa para resistir y continuar con sus demandas legítimas. La solidaridad local, nacional e Internacional, fue fundamental.

Las demandas de las trabajadoras/es son muy claras:

  1. La  reinstalación inmediata de las y los trabajadores despedidos.
  2. El cese inmediato de cualquier acto de violencia y acoso contra los trabajadores.
  3. Garantizar los medios efectivos para que las y los trabajadores de Rintex ejerzan de manera libre y segura su derecho de libertad sindical.
  4. Entablar una mesa de diálogo con los directivos de la empresa y nuestros asesores.

En los meses de  junio y julio de 2018 la empresa emprende una campaña antisindical contra los manifestantes, dentro y fuera de la empresa. Obligaron a la mayoría de las trabajadoras/es a firmar un carta, donde culpaban a los manifestantes de ser personas violentas y que lo único que querían era hacer daño a la empresa, de hecho uno de los accionistas, dijo que habían sembrado la mala semilla, que lo apoyaran, que su empresa estaba bien, que llegarían más marcas, que habría mucho trabajo para ellas y sus familias, así como también que manifestaran que no querían cambio de sindicato y que era voluntad de las trabajadoras/es continuar con el Mártires de San Ángel sindicato actual que tiene firmado el CCT con empresa de Rintex.

A finales de julio 2018 las trabajadoras/es deciden tomar sus liquidaciones, de forma colectiva, por el factor económico y de seguridad ante los hechos y señalamiento por parte de la empresa Rintex.

Es importante señalar que la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) que está en Morelos actuaron de manera parcial, favoreciendo y considerando a la empresa todo el tiempo.

En el mes de agosto la marca anuncia que se retiraba de forma parcial. Según un informe de Gap, la marca no tenía otra alternativa que terminar su relación comercial con Rintex, lo que hará en los próximos seis meses, debido a la negativa constante del proveedor en un período de dos años de realizar una acción correctiva adecuada para remediar graves violaciones a los derechos de las trabajadoras(es).

La empresa de Rintex empezó hacer despidos a cuenta gotas,en el mes de septiembre, despidió a más miembros de la coalición que aún estaban activos algunos eran empleados de confianza, ofreciéndoles liquidaciones de tan solo el 50% de lo que les corresponde por ley, dichas liquidaciones en su mayoría no han sido tomadas, están en un proceso de demanda para garantizar su derecho a ser liquidados conforme a derecho.

Así continuó la empresa con su campaña sucia de confundir a la clase trabajadora que aún estaban activas/os. La marca de GAP contrató a un grupo de investigadores en el mes de julio, para hacer una investigación de los despidos.

El día lunes primero  y martes dos del mes de octubre 2018 la empresa despide a más de 50 trabajadores en su mayoría mujeres , por el hecho de hacer manifestarle a la empresa que no estaban de acuerdo en la reducciones de salarios, la empresa a través de su contadora de RH, dijo que ya no era posible solventar los sueldos que venían ganando a base de producción, quien quisiera seguir trabajando que lo haría solo con el salario base ( 700 míseros pesos) y reprobó tajantemente la acción que llevaron las y los trabajadores dentro de la empresa. La empresa de Rintex se resiste hacer público su quiebra y dar el aviso ante las instancias legales y llevar estos despidos conforme lo mandata el artículo 435 de la Ley Federal del Trabajo.

Derechos fundamentales  vulnerados:

Primero. Derecho a la libertad sindical.

El comportamiento de la empresa y las autoridades de trabajo representa una violación de las normas internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la libertad sindical. Según las normas de la OIT, aun si un sindicato existente ya tiene la titularidad del contrato colectivo, no se puede privar a los trabajadores del derecho de libertad de asociación en defensa de sus intereses.

Segundo. Estabilidad laboral y debido proceso.

Las violaciones incluyen discriminación en los despidos de personal, retención del pago de utilidades para presionar a las empleadas(os) a aceptar despidos y firmar por el pago de su liquidación, y discriminación contra e interferencia con el derecho de las trabajadoras(es) de asociarse libremente, es decir vulneran totalmente los derechos mínimos de los trabajadores establecidos en la Ley Federal Trabajo.

La empresa debe seguir un procedimiento, legal y que garantice los derechos laborales ante la Junta de Conciliación y Arbitraje para obtener la autorización PREVIO a concretar los despidos: “…el patrón, previamente a la terminación, deberá obtener la autorización de la Junta de Conciliación y Arbitraje, de conformidad con las disposiciones para conflictos colectivos de naturaleza económica.” (fracción III del artículo 435 de la Ley Federal del Trabajo).

El sólo hecho de que no se haya seguido este procedimiento previo hace ilegales los despidos que se pretendieron justificar en la baja producción, convirtiéndolos en despidos injustificados.

Por lo anterior solicitamos:

Primero: La reinstalación inmediata de las trabajadoras/es injustamente despedidas por la patronal.

Segundo: Exigimos la estabilidad en el empleo, tal como lo establece el artículo 123 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el cese de los despidos por parte de la empresa.

Tercero: El cese inmediato de cualquier acto de violencia y acoso contra las y los trabajadores de Rintex.

Cuarto. Un procedimiento legal , transparente  y que procure los derechos mínimos contenidos en la Ley Federal del Trabajo ante la junta de conciliación y arbitraje.

Centro de Apoyo al Trabajador, Frente Autentico del Trabajo, Coalición Independiente de Trabajadoras/es de Rintex. Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética y los Derechos de las y los Trabajadores.

Firman

y

0

firmas individuales