Fray Julián Garcés | XII Informe de actividades: en comunidad tejemos esperanza

Logo-Fray-Julian

XII Informe de actividades
En comunidad tejemos esperanza

 

Tlaxcala de Xichohténcatl, Tlaxcala a 13 de Abril de 2016

  • Denunciamos el aumento en Tlaxcala de la Trata de mujeres y niñas para la explotación sexual así como de las problemáticas socio ambientales y de despojo de los territorios. El gobierno de Mariano González Zarur fracasó ante estos temas.
  • Denunciamos la violación a derechos humanos como una situación sistemática y generalizada, lo constatamos en la desaparición de los Jóvenes de la normal de Ayotzinapa, así como en las mujeres y niñas desaparecidas en el estado de Tlaxcala.
  • Llamamos a sumarnos a los movimientos legítimos que luchan por un respeto pleno a los derechos humanos y por el bien común.

En México es innegable, que existe una violación sistemática de los derechos humanos y de los pueblos. La sumisión del Estado a los capitales transnacionales, trae consigo el  despojo de los territorios, la destrucción de los pueblos, la mercantilización de los cuerpos, la división entre las personas, la explotación y la destrucción de la vida.  Las instituciones de gobierno han dejado de ser garantes en su obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos; el acceso a la justicia no solo es un calvario, sino una puerta casi inexistente para las personas que sufren atropellos, por el contrario existe una total impunidad y falta de acceso real a la justicia para todas y todos.

Clic aquí para descargar el Boletín de prensa completo 

Acrobat_2016-04-14_13-09-26

Clic aquí para descargar el Informe presentado

Testimonio de Olga Tezmol Juárez, madre de Karla Romero Tezmol, niña desaparecida 13 de enero de 2016 en San Pablo del Monte, Tlaxcala (Fragmento)

Mi hija Karla Romero Tezmol nació en San Pablo del monte el 9 de abril de 2004.

La última vez que la vimos fue el 13 de enero de 2016, cuando salió de casa con rumbo a la escuela primaria Cuauhtémoc, en San Pablo del Monte, Tlaxcala. Ella siempre iba acompañada de su hermano Rafa, quien estudia en la misma escuela, pero ese día, rafa no tuvo clases porque su maestra se enfermó.

El día de su desaparición no pude ir a dejarla, pues tengo otra bebé recién nacida, así que le presté mi celular para que se comunicara conmigo en cuanto llegara a la escuela, pues en San Pablo del Monte siempre han existido rumores de que desaparecen niñas y jovencitas, rumores que yo no creía, pero que siempre nos hacen tomar precauciones a las madres en San Pablo, así que quería cerciorarme que mi hija estaba bien.

Le envíe varios mensajes, pero no me contestaba, creí que era porque ya habían empezado sus clases, le llamé por teléfono, pero no me contestó. Envié a su hermano para dejarle el lunch, pero mi hijo regresó llorando, mencionándome que su hermana no había llegado a la escuela.

Buscamos con vecinos, familiares, su ropa, sus pertenencias estaban completas, no me faltaba dinero, ninguno de sus compañeros se había ido de pinta, mi niña no estaba, y todo indicaba que había sido llevada por la fuerza.

A las 2 de la tarde, hora de la salida, confirmamos que Karla había sido desaparecida, así que nos dirigimos a la Procuraduría del Estado de Tlaxcala, y ahí comenzamos a ver que la justicia para las niñas y mujeres de Tlaxcala es inexistente, sobre todo si no eres abogado o abogada, o no tienes recursos para pagar uno.

Primeramente se negaron a activar la alerta Amber, bajo la justificación que mi hija se había ido con el novio, o que seguro fue un capricho de niña al irse por su propia voluntad, ya regresaría. Posteriormente, en lugar de investigar dónde estaba mi hija, se dedicaron a investigarnos a mi esposo y a mí, hurgaron en nuestra casa, revisaron cisterna, lavadora, removieron la arena que mi esposo, quien es albañil, tenía en el patio, para ver si no estábamos escondiendo ahí el cuerpo de nuestra hija.

(…)

Hemos solicitado a la Procuradora que el Acta Circunstanciada la eleve a rango de Averiguación Previa, y la respuesta rotunda ha sido NO. Porque ella considera que no hay un delito que perseguir. Mi niña desapareció en San Pablo del Monte, Tlaxcala, lugar que, de acuerdo con estudios de la Organización de las Naciones Unidas, ha sido identificado como uno de los focos rojos del fenómeno de la trata de mujeres en el país. ¿Cómo es posible que la procuradora de Tlaxcala no haya tomado esto en consideración para valorar el riesgo en el que se encuentra mi hija?

(…)

¿Si en el caso de Karla, que cuenta con una defensa legal que conoce de la materia y que logró que la averiguación previa sea atraída por la FEVIMTRA, no se ha logrado dar con el paradero a más de 90 días de desaparición, qué se puede esperar en otros casos?

El nueve de abril Karla cumplió 12 años y no pudimos celebrar juntos.

Clic aquí para descargar el testimonio completo