Frayba | Violencia hacia las mujeres, violación sistemática y estructural de derechos humanos

Frayba_Banner

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México
A 08 de marzo de 2016

Boletín de prensa No. 06

Violencia hacia las mujeres, violación sistemática y estructural de derechos humanos

Chiapas se ubica entre las diez entidades en México con mayor violencia hacia las mujeres, junto con: Chihuahua, Ciudad de México, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla y Sinaloa.1

Esta violencia es de distintos tipos, (física, sexual, económica, patrimonial y simbólica) reproducida en diferentes ámbitos de la vida: familiar, laboral, docente, comunitaria. Es cotidiana, sistemática y estructural fortalecida por acciones y omisiones de funcionarios: ministerios públicos que no inician investigaciones por violencia; policías que no realizan órdenes de protección; autoridades que “concilian” sin tomar en cuenta riesgos graves a la integridad y la vida de las mujeres; jueces que liberan a feminicidas; carencia de mecanismos efectivos para brindar seguridad a las víctimas; negación de la violencia misma e incluso su justificación en la estigmatización a las mujeres con la reproducción de estereotipos que la conciben como objeto.

Este Centro de Derechos Humanos (Frayba), a través de la documentación de casos observa que las instituciones de gobierno no tienen avances sustantivos reales en la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia hacia las mujeres, a pesar de contar con instancias que deberían aportar en la procuración de justicia. Son ignoradas, revictimizadas o juzgadas al momento de demandar atención: No nos hacen caso, no hicieron nada, es el testimonio constante en referencia directa a la violencia institucional.

La violencia hacia las mujeres en Chiapas es alta, el femenicidio no cesa y al contrario es alentado con mensajes de permisividad al mantenerse impune la mayor parte de los casos, como reflejo de una realidad aún oculta en la cotidianidad.

El derecho a la vida, a la integridad y seguridad personal, el acceso a la justicia, el de tener una vida libre de violencia entre otros derechos fundamentales es una tarea pendiente en Chiapas, donde las mujeres son el botín de guerra en el vasto panorama de vulneraciones a los derechos humanos que el Estado mexicano tolera, perpetra y reproduce, usando el terror como estrategia para detener las múltiples resistencias.


Es preciso apuntar que ante
esta situación de violencia y de riesgo, mujeres son ejemplo de lucha, resistencia y dignidad desde sus familias, organizaciones, comunidades, colectivas y proyectos de vida digna, igualitaria y libre: Las Abejas de Acteal en lucha pacífica mantienen la oposición a la militarización de sus espacios; las integrantes del Pueblo Creyente en Simojovel en peregrinación constante contra el narcotráfico en su región; las víctimas de la guerra contrainsurgente en el Norte del estado que continúan en búsqueda de sus desaparecidas; las familiares de víctimas de tortura que enfrentan el miedo y demandan justicia; las desplazadas quienes caminan la exigencia de retorno enfrentando situaciones de vulnerabilidad; las cuidadoras del territorio amenazadas por su oposición a megaproyectos de destrucción ambiental, entre otras historias.

En este Día Internacional de la Mujer, este Centro de Derechos Humanos trae a la memoria a las incontables mujeres que día a día en el anonimato transforman su dolor en coraje y lo traducen en acciones de reivindicación de un mundo libre de violencia. Encontramos en estas defensoras huellas indelebles que nos dignifican, inspiran, marcan y llenan de sentido en nuestras luchas cotidianas contra la explotación capitalista, racista y patriarcal como legado de Berta Cáceres asesinada en Honduras por su defensa de la Madre Tierra y la construcción de sociedades justas.

1Mapa del feminicidio en México. Cimac, disponible en http://www.cimacnoticias.com.mx/node/68597