Red TDT exige a Honduras permitir regreso de Gustavo Castro; autoridades mexicanas deben protegerlo.

featured

Red TDT exige al Gobierno de Honduras permitir regreso de Gustavo Castro a México; autoridades mexicanas deben protegerlo.

  • Estado hondureño obligado a garantizar justicia en torno al asesinato de Berta Cáceres y a indagar los intereses que lo motivaron.
  • Estado hondureño debe cumplir medidas cautelares de la CIDH en favor de Gustavo Castro y de la COPINH.
  • Su retorno es el primer paso. También debe de garantizarse la protección a los miembros del COPINH.

 

La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT) hace un llamado al gobierno de Honduras para que se comprometa a realizar las acciones necesarias para ofrecer justicia en torno al ataque y asesinato en contra de la defensora Berta Cáceres, así como para garantizar la integridad física y emocional del defensor de derechos humanos Gustavo Castro. Esta última exigencia también se la hacemos al gobierno mexicano, quien debe de pronunciarse firmemente en contra de estos hechos y en favor del activista mexicano.

Gustavo Castro, director de la organización Otros Mundos, A.C. de Chiapas, fue víctima y testigo del atentado y asesinato contra la defensora de derechos humanos Berta Cáceres. Desde el día de los hechos ha colaborado con las investigaciones, a pesar de lo cual hasta este momento vive una situación de falta de protección debido a los largos e ineficientes procesos de averiguación del asesinato de la connotada ambientalista Berta Cáceres.

La información más reciente que tenemos confirma nuestros temores, pues el día domingo 6 de marzo, de manera irregular, Gustavo fue impedido de tomar un vuelo a México y al momento de redactar este comunicado sabemos que ha sido llevado a La Esperanza, Intibucá, sureste de Honduras (lugar en donde ocurrieron los hechos) con el pretexto de pedirle una ampliación de su declaración. Esto nos parece sumamente grave, pues resulta innecesario exponer a un testigo clave regresándolo al lugar en donde ocurrieron los hechos y dificultando la protección consular que le puede brindar la embajada mexicana en aquel país.

Estos hechos demuestran que tanto el COPINH, como el mismo Gustavo Castro están padeciendo la falta de transparencia e inoperatividad de la fiscalía hondureña. Ello queda evidenciado con la manera en que la Fiscalía de La Esperanza notificó que se debían presentar nuevas declaraciones.

Por canales informales se tuvo conocimiento de ello en la embajada. Sin embargo, se esperó durante toda la noche la llegada de una orden escrita con este requerimiento. La Fiscalía no llegó a la Embajada y Gustavo Castro, acompañado de la Embajadora Dolores Jiménez y el Cónsul Pedro Barragán se dirigieron al Aeropuerto para tomar su vuelo. Cuando Gustavo se disponía a hacerlo, fue interceptado por personas de la Fiscalía y  la Embajadora y el Cónsul tuvieron que cobijarlo físicamente para que pudiera ingresar nuevamente al coche oficial en el que se habían transportado y resguardarlo.

Cabe destacar que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha emitido medidas de protección a los miembros del COPINH que deben de ser acatadas por el gobierno hondureño, y entre esas medidas solicitan que se permita a Gustavo Castro regresar a México, así como se vigile internacionalmente la línea de averiguación del asesinato de Berta Cáceres.

En virtud de lo anteriormente expresado la Red TDT hace un llamado a los gobiernos de México y Honduras a garantizar irrestrictamente la seguridad de Gustavo castro y a permitir y facilitar su seguro retorno a México apenas termine de dar las declaraciones del día de hoy.

De la misma manera hacemos un llamado al gobierno de Honduras y a las instancias internacionales a que establezcan los mecanismos pertinentes para resolver este atroz asesinato, pero sobre todo a no permitir que resulte efectivo para favorecer los intereses depredadores del medio ambiente contra los que Berta Cáceres luchaba.