Pronunciamiento | 6° aniversario del asesinato de Ernesto Rábago

Boweraza_6anos

Chihuahua, Chih, 1° de marzo de 2016

Estamos reunidos este día por varios motivos:

Para agradecer a Onorúame-Eyerúame que nos ha dado mucha fuerza y unión para cuidar el territorio que nos dio.

Para agradecer a Onorúame-Eyerúame por habernos ayudado  por muchos años con Ernesto Rábago, nuestro amigo y hermano, que nos entregó su gran corazón.

Para exigir justicia a las autoridades porque hace ya seis años que Ernesto Rábago fue asesinado y no hemos visto ningún avance en la investigación y por lo mismo los asesinos siguen sueltos y sin ser juzgado.

También estamos aquí para decirles a todos que luchar por el territorio por la vía pacífica y jurídica tiene buenos y grandes resultados: aquí en  nuestras manos tenemos ya una de los varias sentencias que hemos recibido de los tribunales por las que se ha reconocido que los indígenas rarámuri del ejido Bakéachi siempre han sido y son los verdaderos dueños de su territorio, territorio que les pertenece desde siempre y que muchas veces les han querido robar.

Ernesto lucho con nosotros y su espíritu sigue en medio de nosotros, al igual que el espíritu de los hombres y las mujeres que han dado su vida en estos 88 años de trabajos duros por cuidar y defender el territorio de los rarámuri. Siempre vivrán entre nosotros.

Por eso hoy estamos aquí ¡para exigir justicia! ¡Basta de impunidad!

Queremos expresar que nos sabemos fuertes y unidos como pueblos rarámuri defendiendo nuestro territorio y la vida.

Wa´rú matétera ba Onorúame-Eyerúame ma, y también les decimos Gracias a todos los que nos apoyan y son solidarios con nosotros. Matérera ba.

 

Lic. ERNESTO RÁBAGO MARTÍNEZ

MUJÉ GA´RÁ PAGÓTUAME REJOI JU PA

(Ernesto Rábago Martínez eres un hombre de

corazón bondadoso y generoso)

 

El 1° de marzo de 2010 a las 22:30 horas aproximadamente fuiste asesinado en la puerta del despacho que compartías con tu esposa la Lic. Estela Ángeles Mondragón. Asesinado como venganza por la defensa legal que dabas y siguen dando a las comunidades indígenas de Bakéachi y Wawachérare del el Municipio de Carichí, Chih.

A seis años de tu muerte, tus hermanos rarámuri de la comunidad indígena de Bakéachi, de Chinéachi y de Wawachérare junto conmigo Estela tu compañera, tu familia y tus amigos y compañeros de lucha, seguimos exigiendo justicia; seguimos esperando que las autoridades esclarezcan los hechos y que los culpables sean castigados.

Ernesto, seguimos manteniendo la esperanza, y el ejemplo que nos diste en la lucha por nuestros derechos como pueblos indígenas nos sigue marcando el corazón e impulsando a continuar el trabajo en favor de la verdad y la justicia. Ernesto hoy queremos expresarte nuevamente que tu gran corazón rarámuri, tu bondad y tu profesional entrega nos siguen estimulando y sosteniendo en la misión de servicio en la que estamos comprometidos. Tu nos enseñaste a luchar y no nos cansaremos de exigir protección para tu familia, para nosotros los indígenas y los defensores de los derechos humanos. Estamos seguros de que nos sigues ayudando para que triunfe la JUSTICIA y derrotemos a la impunidad.

 

MATÉTERA BA (GRACIAS) ERNESTO