Centro Prodh | CNDH acude a Honduras para examinar a migrante torturado en México

  • El garífuna Ángel Amílcar fue torturado hace 7 años por PF y Sedena, y liberado hace 15 meses.
  • La visita de la CNDH sienta precedentes para migrantes que han sido víctimas de violaciones a derechos humanos en su tránsito por México.
Ciudad de México, 02 de febrero de 2016. Los días 27 y 28 de enero, un médico y un psicólogo designados por la Quinta Visitaduría de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) viajaron a La Ceiba, Honduras, para realizarle pruebas basadas en el Manual para la detección eficaz de la tortura y malos tratos, Protocolo de Estambul, al migrante hondureño perteneciente al pueblo garífuna Ángel Amílcar Colón Quevedo, dentro de actuaciones correspondientes al expediente de queja CNDH/5/2014/7515/Q. El expediente se integró debido a la denuncia de las graves violaciones a derechos humanos que Ángel sufrió a manos de la Policía Federal (PF) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), entre ellas tortura y discriminación.
A casi 7 años de que fue víctima de detención ilegal y de tortura y a 15 meses de que su defensa logró su liberación,  Ángel narró nuevamente ante la CNDH los hechos que vivió en Tijuana, Baja California.
Cabe destacar que Ángel Amílcar ya se había sometido a peritajes independientes hechos por  el Centro de Prevención Tratamiento y Rehabilitación de Víctimas de la Tortura (CPTRT), basados en las directrices del Protocolo de Estambul, que determinaron -por la congruencia existente entre los hallazgos psicológicos y médicos y su relato- que había sido víctima de tortura. Dichas pruebas le fueron realizadas el 30 de abril y 1 de mayo de 2014, cuando se encontraba privado de la libertad en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 4 de Tepic, Nayarit, dentro de la causa penal que injustamente se le seguía por delitos fabricados: delincuencia organizada, acopio de armas de uso exclusivo del Ejército y delitos contra la salud.
La visita de los peritos de la CNDH a Honduras sienta un precedente importante para personas migrantes que en su tránsito por México han sido víctimas de tortura y otras violaciones a derechos humanos, pero que debido a circunstancias personales no pueden ingresar al país para dar seguimiento a sus denuncias.
Los resultados de las nuevas pruebas aplicadas a Ángel Amílcar deberán emitirse en aproximadamente dos meses; él y el Centro Prodh esperan también que la CNDH emita una recomendación a las autoridades involucradas en las graves violaciones a los derechos humanos del migrante garífuna.
Información adicional:  
  • Ángel Amílcar Colón Quevedo pasó más de cinco años encarcelado con base en una confesión coaccionada bajo tortura. Fue nombrado un preso de conciencia por Amnistía Internacional y recuperó su libertad en octubre de 2014, pero los responsables de la tortura y por la falta de investigación de la misma, no han sido sancionados.
  • El caso del defensor hondureño “es emblemático del trato que brinda el Estado mexicano a las y los migrantes en tránsito”, tal como quedó constatado en el informe Migrantes en prisión. La incriminación de migrantes en México, otro destino trágico, realizado por el Centro Prodh y la Universidad Iberoamericana (UIA), y que deja en evidencia el rasgo de discriminación estructural de la política migratoria de nuestro país.