15/ago/04/ Materiales de prensa | A UN AÑO DEL DERRAME EN EL RÍO SONORA

Broadcast live streaming video on Ustream
ANTE LA OMISIÓN DE LAS AUTORIDADES FEDERALES Y LA EMPRESA GRUPO MÉXICO, COMITÉS DE CUENCA DEL RÍO SONORA PRESENTAN 5 AMPAROS

– A un año del derrame no existe un Plan de Remediación Ambiental que abarque todo el terreno afectado
– Pobladores dicen que la tragedia sigue vigente y que su mayor preocupación es seguir consuniendo agua contaminada.

Dossier de prensa

México, D.F. a 4 de agosto de 2015.- Los Comités de Cuenca del Río Sonora, formados por personas afectadas por el derrame, interpusieron cinco amparos denunciando múltiples irregularidades cometidas por el Gobierno Federal y Buenavista del Cobre, subsidiaria de Grupo México.

Con los amparos, la población afectada por el derrame exige que las autoridades garanticen la participación de los Comités de Cuenca en los planes de remediación del derrame, que las mineras respeten el medio ambiente y hacer que Buenavista del Cobre y el Gobierno Federal reparen el daño de forma integral.

“Estas acciones buscan reparar las violaciones a los derechos humanos que se cometieron por el derrame del 6 de agosto de 2014 y que han cambiado la vida de los habitantes de la región del Río Sonora, así como responsabilizar a las autoridades -que han omitido algunas de sus obligaciones- para que protejan a la gente frente a la minera”, señaló el abogado de PODER y los Comités de Cuenca del Río Sonora Luis Miguel Cano.

Durante la conferencia de prensa, Julieta Lamberti, investigadora de la organización PODER, señaló que después de 1 año de indagaciones, y con más de 100 solicitudes de información realizadas al gobierno federal, se llegaron a las siguientes conclusiones:

1. Buenavista del Cobre maneja residuos peligrosos sin autorizaciones de la SEMARNAT.
2. La mina opera sustancias tóxicas en instalaciones en construcción.
3. La minera dio aviso del derrame 25 horas después de ocurridos los hechos.
4. Buenavista del Cobre no tiene plan de remediación ambiental que abarque todo el terreno afectado.

Esto permitió contar con la evidencia necesaria para interponer los amparos.

En la conferencia de prensa participaron representantes de los Comités de las Cuencas de los Ríos quienes denunciaron las afectaciones. Sobre la perdidas económicas, comentaron:

1.- No contamos con un dato exacto. El gobierno tiene la obligación de realizar un diagnóstico socioeconómico para contabilizar los daños a la salud, ganado y áreas de cosecha, entre otros, pero hasta hoy no lo ha hecho. Sin embargo, podemos mencionar algunas de las muchas pérdidas.
2.- Pérdida completa de la cosecha y las semillas porque los campos se inundaron con el agua contaminada. No se pudo sembrar a tiempo el ciclo otoño – invierno ante la incertidumbre sobre la disponibilidad y la calidad del agua. Ejemplo: El año pasado se sembraron aproximadamente 300 hectáreas de cacahuate, este año alrededor de 120.
3.- La repartición de apoyos del Fideicomiso río Sonora sólo contempló 55 días de contingencia, además, la reparación del daño no correspondió a las pérdidas reales. Ejemplo: De una hectárea de cacahuate se pueden obtener un ingreso de 65 mil pesos, pero a algunos de los agricultores indemnizados sólo les dieron 10 mil pesos por hectárea.
4.- Hay afectaciones que no tienen precio como los cambios a las costumbres y la forma de vida regional, pero sobre todo a la salud. Las familias han gastado en doctores particulares para atender su salud. Los doctores -que atienden a los afectados a nombre del fideicomiso o el gobierno- minimizan sus síntomas o les dicen que no tienen nada grave este diagnóstico ha sido contradicho por médicos particulares.
5.- Pérdida de la independencia alimentaria. Por primera vez tuvieron que comprar frijol y maíz para consumo personal.
6.- Pérdida en ventas de las pocas cosechas que sí se lograron porque los consumidores tienen mucha desconfianza de la marca río Sonora.
Zoila López Villa, ama de casa y madre de tres hijos pequeños, detalló que producto del derrame, su familia sufrió daños a la salud: como diarreas, erupciones en la piel, y ella llegó a perder la motricidad durante varios días. “Nuestra principal preocupación ahora es el agua, por lo que no podemos decir que esta tragedia pasó. Es una impotencia saber que nuestros hijos están en peligro porque no sabemos en qué momento puedan consumir agua contaminada”, señaló.

El agricultor, Adolfo López Peralta, comentó que adicional a las pérdidas sufridas por el derrame, el 17 de septiembre se vino una tormenta tropical que provocó que se desbordara el río, “el agua entró a nuestros cultivos y hasta le fecha no sabemos si nuestras tierras están contaminadas o si nuestra agua está contaminada”.

Por último, Francisco Miranda Córdova lanzó un llamado a la empresa Buenavista del Cobre y las dependencias del gobierno federal que tienen que ver con la remediación del río: “tengan en cuenta que los Comités seguiremos en la lucha para defender nuestros derechos humanos y el río Sonora”.

Sobre las peticiones específicas que piden a las autoridades, el Comité puntualizó:
-Que se aplique un Plan de Remediación Ambiental integral, es decir, un plan que abarque las cuatro zonas afectadas donde se ubican los municipios afectados, que ofrezca garantías -pruebas científicas bajo estándares internacionales- respecto a que el agua y la tierra no están contaminadas.
-Que se consulte a los Comités de Cuenca -como posibles afectados- antes de que las autoridades otorguen a la empresa cualquier permiso ambiental.
-Que se asegure que Buenavista del Cobre trabaje con las autorizaciones que le obliga la ley, por ejemplo, con el programa de manejo de residuos que hoy no tiene.
-Disponibilidad de agua de calidad, para ello piden que la sanidad del agua se mida con estándares internacionales y que se construyan las plantas potabilizadoras con el método de ósmosis inversa que el Fideicomiso prometió a cada municipio y comisarías.
-Que Sagarpa haga y aplique su plan de reactivación agrícola
-Resarcimiento real de pérdidas económicas.
-Estudios y servicios de salud confiables para un tratamiento oportuno. Hasta hoy no han construido la clínica que prometió la COFEPRIS.

Para más detalles de los amparos, se adjunta de manera adicional a este boletín un resumen ejecutivo del caso.

@ProjectPODER
www.projectpoder.org

@CuencaRioSonora
www.ComitesCuencaRioSonora.wordpress.com