Sociedad civil expresa exigencias ante asesinato de 5 personas en Colonia Narvarte

Colectivos de periodistas y organizaciones de derechos humanos exigen a  Arely Gómez, titular de la PGR y a Ricardo Nájera, nuevo titular de la FEADLE:

  • Atraigan el caso de Rubén Espinosa
  • Fortalezcan a la FEADLE para que ese delito y los casos de otros periodistas asesinados no queden impunes.
  • Mantener la apertura que la Fiscalía ha mostrado hasta hoy para que organizaciones de derechos humanos de libertad de expresión puedan dar seguimiento y coadyuvar en las investigaciones sobre agresiones contra la libertad de expresión a su cargo.

Lunes 3 de agosto de 2015.

Lic. Arely Gómez
Procuraduría General de la República (PGR)

Lic. Ricardo Nájera
Titular de la Fiscalía para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE)

 

A la opinión pública

Rubén Espinosa, fotoreportero veracruzano desplazado en el Distrito Federal, no confiaba en las autoridades responsables de protegerlo. En la última entrevista que Rubén Espinosa dio, describió cómo la FEADLE desatendió un caso de agresión en su contra y otros colegas en septiembre de 2013, una vez que les entregó fotografías relacionadas a ésta. El viernes pasado, Rubén Espinosa fue asesinado en el Distrito Federal, junto con otras 4 mujeres, una de ellas, Nadia Vera, activista de derechos humanos, también procedente del estado de Veracruz.

Las organizaciones firmantes exigimos se investiguen estos hechos a profundidad, con celeridad y apego a los estándares internacionales para la investigación de delitos contra la liberta de expresión. La muerte de Rubén Espinosa fue el desenlace de una serie de agresiones que sufrió en Veracruz que la (FEADLE) debió conocer e investigar como parte de su mandato. Ahora, cuando la mayor agresión posible en contra de un periodista se ha consumado, la FEADLE debe atraer el caso del asesinato de Rubén Espinosa.

Gerardo Nieto, Juan Mendoza, Filadelfo Sánchez, Armando Saldaña, Abel Bautista Raymundo y Moisés Sánchez,  son otros seis periodistas asesinados en 2015[1] que a su vez se sumaron a 33 periodistas más que han muerto en México desde el 5 julio de 2010[2], fecha en que se creó el marco jurídico para la Fiscalía para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

Durante estos 5 años, de acuerdo a los reportes de la propia Fiscalía, en este período abrió  690 averiguaciones previas a abril de 2015, de las cuales 78 fueron consignadas, sin que se conozca alguna sentencia condenatoria en los Juzgados a donde fueron asignadas[3]. Las amenazas y agresiones a periodistas en el ejercicio de su trabajo continúan siendo una práctica cada vez más cotidiana.  Las condiciones de inseguridad y de censura y autocensura continúan, sin que el Estado  haya tenido la capacidad de frenar estas condiciones, lo que ha obligado a los periodistas y sus familias al desplazamiento interno y el exilio.

El caso de Rubén Espino ha demostrado que el desplazamiento de los periodistas ya no salva sus vidas y expone la vida de aquellas personas que le son solidarias. Por ello, no dejaremos de exigir al Estado mexicano que castigue estos ataques a la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos y cumpla con las recomendaciones internacionales en la materia.

Por lo anteriormente señalado, solicitamos a Ricardo Nájera, recién nombrado titular de la FEADLE, lo siguiente:

  • Llevar al máximo el mandato y los esfuerzos de la Fiscalía para atraer el caso de Rubén Espinosa y que la investigación de los delitos cometidos en su contra cumplan con los estándares internacionales en materia de investigación de delitos contra la prensa y la libertad de expresión.
  • Atraer con celeridad las investigaciones sobre agresiones contra la libertad de expresión  como la ley le mandata y habilita.
  • Mantener la apertura que la Fiscalía ha mostrado hasta hoy para que organizaciones de derechos humanos  de libertad de expresión puedan dar seguimiento y coadyuvar en las investigaciones a su cargo.
  • Fortalecer el equipo de trabajo  y profesionalización  de la Fiscalía para que pueda abundar en sus investigaciones pues vemos con preocupación el desmantelamiento paulatino de la Fiscalía pues a la fecha sigue sin personal suficiente para cubrir la carga de trabajo en sus distintas áreas, así como la disminución de sus recursos.

Para poder terminar con la impunidad de las agresiones contra Rubén Espinosa y otras mujeres y hombres periodistas, la Fiscalía está obligada a mostrar resultados sustentados en investigaciones profesionales, legales, integrales y transparentes. Solo así, se podrá comenzar a poner fin a la impunidad de los ataques contra la libertad de expresión en México. Que el caso de Rubén Espinosa sea un ejemplo de acceso a la justicia y no una llama más que avive el infierno en que México se ha transformado para las y los periodistas.

 

Organizaciones firmantes

  1. Periodistas y profesionales de la comunicación A. C. Peproc Durango. 
  2. Casa de los Derechos de Periodistas A.C.
  3. Centro Diocesano de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, AC
  4. Centro de Comunicación en Información para la Mujer A. C., CIMAC A. C.
  5. Centro Nacional de Comunicación Social A. C.
  6. Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica A. C
  7. Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, A. C
  8. Periodistas desplazados de diario19.com
  9. Red Internacional de Periodistas con Visión de Género
  10. Red Libre Periodismo de Chihuahua
  11. Red Nacional de Periodistas
  12. Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”(conformada por 75 organizaciones en 21 estados de la República mexicana)
  13. Red por la Participacion Ciudadana
  14. Reporteros Sin Fronteras 
  15. Servicios y Asesoría para la Paz A.C. (Serapaz)
  16. SMR, Scalabrinianas: Misión con Migrantes y Refugiados
  17. Voces Irritilas AC, agrupación de periodistas de la Laguna de Coahuila y Durango